Fiat Fiorino Natural power.

0
1381

Fiat Profesional fue una las compañías pioneras a la hora de apostar por el gas para propulsar sus vehículos y en la actualidad cuenta con una amplia gama de vehículos comerciales con sistema original a metano (OEM). La última en sumarse ha sido la Fiorino con doble alimentación metano-gasolina.

Estos vehículos comerciales movidos con metano tienen una excelente acogida en el mercado italiano, donde es líder en este segmento con un incremento de las ventas del 50% durante el último año.
Una de las claves de este éxito es que en el país trasalpino el número de punto de repostaje de metano es muy superior al que podemos encontrar en España. En la actualidad hay casi 700 distribuidores y la cifra sigue creciendo.

Soluciones para el tráfico y la contaminación
El Fiat Fiorino en su versión comercial se convierte en un vehículo enteramente urbano, con unas medidas muy ajustadas e ideales para satisfacer cualquier necesidad y exigencia de movilidad. Presenta unas dimensiones de 3,9 m de largo, 1,7 m de ancho y una altura de 1,7 m, con un compartimiento de carga 2,1-2,4 m3. y una capacidad de carga de 500 Kg. Su diámetro de giro (menos de 10 m) le transforma en un auténtico callejero.

Su exterior destaca por un paragolpes sobredimensionado que le da una personalidad muy propia. En sus laterales alberga las luces de antiniebla, monta una gran parrilla del radiador y sobre ella el portaplacas de la matricula. De forma opcional, se puede elegir por equipar al vehículo con puerta corredera a un lado o a ambos y la trasera de dos hojas asimétricas.
El puesto de conducción es elevado, lo que unido al amplio parabrisas, nos permite una excelente panorámica de la carretera. La palanca de cambio se sitúa en el piso y está sobreelevada. Su manejo resulta realmente cómodo.
Sobre la consola central se emplazan todos los mandos, quedando los mandos de regulación de altura de los faros y antiniebla a la izquierda del volante.
511e583b499e7
Los dos sistema de alimentación, a metano y a gasolina, son independientes entre si. Por defecto funciona normalmente el de metano, aunque el arranque lo efectúa a gasolina y pasa automáticamente a metano, reservando la gasolina solo para cuando el gas se agote y así poder ir a repostar. Aunque también tenemos la oportunidad de pasar en cualquier momento de metano a gasolina o viceversa, pulsando el botón correspondiente situado en el salpicadero. Por mediación de un indicador en el cuadro, podemos saber en que alimentación está funcionando el motor y nos avisa tanto acústicamente y digitalmente del agotamiento de las bombonas de combustible.

El gas natural se carga en dos bombonas de acero, que se sitúan bajo la plataforma, una a la altura del túnel central y la otra en la zona del piso trasero. La capacidad total es de 77 litros, equivalentes a unos 13,2 Kg que le da una autonomía máxima de 314 Km en un consumo en ciclo combinado de 4,2 Kg/100 Km. Si sumamos la capacidad del deposito de gasolina (45 litros), la autonomía alcanza los 690 Km.

El propulsor para esta versión es un sistema desarrollado por FPT – Fiat Powertrain Technologies. Se trata de un motor de una cilindrada de 1.4 litros con sistema Multipunto secuencial sincronizado, que permite obtener el mismo rendimiento con alimentación con metano o con gasolina, obteniendo unos valores de potencia máxima de 70 CV (51KW a 6.000 rpm), y con unas buenas prestaciones a las cuales contribuye un sistema de control de válvulas de mariposa tipo electrónico llamado “drive by wire”.

La opción de adaptar la propulsión a metano es la elección tecnológica más adecuada para poder eliminar la contaminación en las zonas urbanas, además su precio es realmente competitivo.
Si se compara con el gasóleo, el metano no emite partículas y las emisiones de óxidos de nitrógeno son un 90% inferiores y un 50% menos con respecto a la gasolina. En relación a los hidrocarburos sin quemar la reducción es de casi el 75% y del 23% para el CO2, con lo que le permite circular en las zonas con tráfico restringido de las ciudades.

Respecto a la seguridad, el metano figura entre los carburantes más seguros, superado solamente por los diesel, pues es un gas no tóxico ya que sus moléculas no tienden a formar compuestos con otras sustancias en la atmósfera. Por otro lado, el riesgo a incendiarse, como cualquier combustible, es muy reducido al tener una densidad inferior a la del aire, es decir, que en caso de fugas accidentales tiende a volatizarse y a desplazarse hacia arriba sin dar lugar a concentraciones peligrosas.

Ideal para la ciudad
Este vehículo es ideal para circular por la ciudad y moverse en espacios reducidos. En carretera, aunque su comportamiento también es bueno, queda limitado por los 70CV que nos ofrece cuando su funcionamiento lo realiza con el metano, en gasolina da 7 CV más, pero a penas se aprecia.

Habitualmente los motores de gasoil con un par mayor son los favoritos de los profesionales del transporte. En este caso tienen que adaptarse al motor de gasolina, que requiere un nivel más alto de vueltas y más cuando se trata de motores de poca cilindrada como es en este caso.
En cualquier caso, hay que señalar que esta Fiorino propulsada por metano está diseñada para cubrir las necesidades del transporte en el interior de las ciudades sin contaminar. Su caja de cinco velocidades con unas relaciones acorde con el motor le permite defenderse a la perfección dentro del caos circulatorio.
Además su puesto de conducción es amplio y cómodo, los frenos controlan bien al vehículo y la suspensión absorbe correctamente los baches de la carretera, aunque en ciertos trazados se nota el eje rígido trasero.

Su depósito de gasolina de 45 l. permite ir a repostar al suministrador de gas más cercano cuando se agote el gas. De cara al futro es previsible que aumente el número de estaciones de servicio donde se pueda repostar.

Destacamos:
Se desenvuelve a la perfección por la ciudad, motor silencioso y sencillez en el paso de gas a gasolina
Descárgate las características técnicas. Fiorino Natural Power

No hay comentarios

Dejar respuesta