Gas natural vehicular: la alternativa más ecológica a los combustibles tradicionales

0
450

El gas natural vehicular, tanto en su forma comprimida como en su forma líquida, es el combustible más eficiente y sostenible ya que conjuga en equilibrio importantes ventajas medioambientales, a través de la reducción de emisiones y de una menor contaminación acústica, y también económicas.

El gas natural vehicular es una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades, ya que reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana, y a nivel global, hasta en un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero. Además, los motores de gas natural producen hasta un 50% menos de emisión sonora y vibraciones que los motores diesel.
Más allá de las ventajas medioambientales, el gas natural es un combustible muy competitivo desde el punto de vista económico si se compara con el gasóleo y la gasolina, ya que se pueden lograr ahorros de entre el 25% y el 50%, en función de la solución adoptada.

El gas natural vehicular, tanto en su forma comprimida como en su forma líquida, se alza como una eficaz alternativa de movilidad que resuelve los inconvenientes económicos, medioambientales y acústicos del petróleo.

Además, según la Asociación Española de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), las reservas probadas de gas natural convencional y no convencional alcanzan los 250 años, por lo que se garantiza su disponibilidad a largo plazo.

¿Qué vehículos pueden ser propulsados con gas natural?

veiculos_gas_esp

No hay comentarios

Dejar respuesta