Mercedes Clase B Natural Gas Drive

0
1382

Natural Gas Drive: un auténtico ecologista.
Inmenso placer de conducción con emisiones claramente reducidas: el B 200 Natural Gas Drive es otro ejemplo de aplicación del innovador concepto de propulsión alternativa de Mercedes-Benz. Desde los años 70, venimos desarrollando y probando motores propulsados por gas natural, un combustible alternativo.

Innovador. Ecológico. Avanzado.
En comparación con un vehículo con propulsión de gasolina normal, el B 200 Natural Gas Drive con CNG emite aprox. 16% menos CO2. Si se utiliza biogás, las emisiones netas de CO2 disminuyen en hasta un 97%. También son muy bajas las NOx, HC y CO.

Los depósitos de gas están alojados en el denominado «ENERGY SPACE», un concepto de doble fondo situado por debajo del compartimento trasero desarrollado especialmente por Mercedes-Benz para los sistemas alternativos de propulsión. Para ello, el tren de rodaje del B 200 Natural Gas Drive se ha adaptado desde el punto de vista técnico en relación con el modelo básico, y el nivel del vehículo se ha elevado 37 milímetros en ambos ejes. El habitáculo y el maletero son casi idénticos a los de los modelos diésel y de gasolina.

En los bajos del vehículo se sitúan, por delante del depósito de combustible, dos depósitos de gas con una capacidad de 19,2 litros cada uno. Un tercer depósito de gas con un volumen de 88 l se encuentra debajo del banco trasero de asientos. El volumen total disponible (sin el depósito de gasolina) alcanza así 126,4 l, lo que garantiza una autonomía de unos 500 km en el ciclo normalizado europeo operando sólo con gas (con el depósito de 12 l son 700 km).

El depósito de gasolina de 12 l aumenta la movilidad. Si se agota la reserva de gas, el vehículo conmuta automáticamente a la operación con gasolina, sin que el conductor se dé cuenta. La potencia del motor es idéntica en los dos modos. Después de repostar gas natural puede proseguirse la marcha con este combustible.

A diferencia de los vehículos de gas natural conocidos, la Clase B Natural Gas Drive arranca siempre en el modo de gas natural, a no ser que el nivel de gas en el depósito sea demasiado bajo o la temperatura menor de -5 °C

El eje trasero de cuatro brazos ofrece la máxima estabilidad de marcha y confort, una reducción del peso gracias al alto porcentaje de aluminio y un contacto de las ruedas con la calzada especialmente sensible.

B 200 NGD: Consumo de combustible, ciclo mixto: 4,4–4,3 (4,3–4,2) kg/100 km.
Emisiones de CO2 ciclo mixto: 119–117 (117–115) g/km)[2]

No hay comentarios

Dejar respuesta